jueves, 1 de septiembre de 2011

El espejo del mundo.

La siguiente localización era el macizo del Neouvielle, justo pasado el Túnel de Bielsa.

La última vez que había estado en el macizo del Neouvielle me dejó un importante depósito grabado en forma de recuerdo. Sin duda es una de aquellas regiones que aúnan lo agreste, lo inerte, y lo humano...
Uno de esos parajes de montaña pura y dura, en el que podemos encontrar todos los ingredientes que representan los Pirineos. Hacía ya siete años.

Esta era una localización segura en este viaje fotográfico, Enrique no lo tenía tan claro, ya que no conocía el lugar, pero quedó muy gratamente impresionado.

El acceso al aparcamiento de los lagos d'Aubert y Aumar está restringido durante el día, pero al caer la tarde (cuando se van los cientos y miles de turistas) se puede subir con vehículos particulares... perfecto!

Nada más llegamos al lugar nos damos un "paseito"... para buscar encuadres y respirar libertad. Y casi no nos da tiempo de volver a la furgoneta a buscar los cacharros... puñetero estrés!! La subida a todo trapo mientras me voy comiendo un buen mendrugo de pan... menudas vacaciones, jaaaaaaa!!



Y empieza la fiesta... suave, serena. Como corresponde con el lugar.

Enorme la superficie de agua, preciosas las verticales cimas de la zona... buenos ingredientes para disfrutar haciendo fotos sencillas, sin mucha complejidad compositiva... pero es que hay veces que no es necesario potenciar sensaciones al extraer la belleza de un determinado lugar.



Incluso, me da por probar un brutal contraluz y veo, sorprendido, que el sensor no tiene ningún problema en captar toda la información.



Y nos vamos a dormir, que estamos cansados... y mañana hay que madrugar.



Y madrugamos. Pero no sé cómo, estamos de nuevo subiendo en la oscuridad a una velocidad impensable... empieza el resplandor alpino, y nosotros aún en camino... cachis!!

Un vientecillo nos mata bastante el reflejo del Neouvielle y el Ramoung, pero a mí me gusta particularmente ese reflejo tan desvaído.



El "alpenglow" es un fenómeno que siempre sorprende cuando lo "ves" en la pantalla de la cámara ya que al natural, es tan sutil el tono de la luz, que muchas veces puede pasar desapercibido...

Cuando se acaba el resplandor alpino, hay unos minutos de luz fea y sosa... y entonces llega el Sol.



Y apretamos el disparador una y otra vez, y buscamos con inquietud los encuadres de la sesión anterior, pero algunos de ellos dejan de tener validez con la nueva orientación de luz... me cruzo con Enrique un par de veces, pero casi ni nos miramos, como desconocidos en una gran ciudad.



Hasta que la luz se vuelve demasiado dura, e incontrolable... y veo a Enrique sentado en una roca fumándose un "piti" y me doy cuenta de que ya se ha acabado la sesión... que sólo estoy jugando con la cámara... y que es el segundo día de catorce.
Recogemos bártulos y desayunamos... antes de volver a coger la furgo e ir a...


13 comentarios:

  1. Excelente serie ( mas aun desde el curro, sssssssshhhhh!!!!!!). La primera, sin estridencias, da buena cuenta de la belleza del lugar. La que has subido a FN, arriesgada, me gusta cuanto mas me la miro.

    Recogemos bártulos y desayunamos... antes de volver a coger la furgo e ir a... tachán, esperamos ansiosos la siguiente entrega, quedan al menos 12, no ???
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Joer Antonio, menudo espectáculo de imágenes, a cada cual más guapa. Me gusta especialmente la segunda (con las vacas pastando) y así también la que hay encima suyo con el tronco. Buena colección!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi con la primera y la quinta ya tendría suficiente. Menudo lugar.
    Vaya vacaciones os habeis pegado...

    ResponderEliminar
  4. yo la segunda y la quinta...aquí todos nos servimos jeje...Mira que estoy saturada de vacas(no de vacaciones ¿eh?...de las 900 vacas que se empeñaron este verano en cambiar de valle la única vez que subí a Aigualluts) pero aquí son un plus...muy chulas. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Que recuerdos!!!
    Y que carretera!!! La primera es la que mas me gusta y mas me recuerda a los dos lagos de "arriba", aunque estube con bastante mas nieve, el lugar es impresionante y seguro que lo pasasteis de miedo.
    Felicidades por la entrada!

    ResponderEliminar
  6. Mira que colocas bien los troncos ... ¡¡¡ machote !!!
    Buenas compos, en particular la del tronco y en la que has dado continuidad a la orilla con la cresta ... muy chula ... me gustaría verla con luces mas "apacibles", pero las compos se ven cuando se ven y cuando la natura te deja.
    Pronto habrá novedades ... en este tempestuoso mar de unos y ceros.
    Saludos, company.

    ResponderEliminar
  7. Menuda sesión más guapa! Y así contado parece que hasta sabéis lo que hacéis 8^)
    Soys unos cracks! (esto no es broma)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por pasar colegas.
    Es un sitio al que quiero volver en breve... si puedo.
    Gorka, es la magia de la fotografía y la letra escrita... que engañan una barbaridad, jeje.

    ResponderEliminar
  9. Joé!!! Vaya ritmito me llaváis!!! Ya dos entradas, no sé cuantas fotos en FN y subiendo... Yo estoy demasiado tranquilote creo, jejeje... Difícil entrar a valorar las imágenes, básicamente porque ya hemos hablado de ellas en otras ocasiones, incluso cuando las empezábamos a dibujar en la mente. Prefiero las sensaciones... fue guapo pasear por allí -allí se podía pasear, no era solo subir y subir, jajaja...-. Un sitio al que volver seguro!!!

    ResponderEliminar
  10. Preciosas imágenes y entorno.
    Que buen resultado!!

    ResponderEliminar
  11. Pues pa mí la segunda y la sexta, ¡hala!, que veo que todo el mundo se sirve a gusto de cada cual. Yo me voy a tener que tomar un café (el redbull es demasiao pamí), que tengo muy abandonada la galería y me voy a tener que releer el manual de la D200, que ni me acuerdo de por donde se coge, je, je. Abrazotes, colegas; nos vemos un día de estos.
    ¡Ah, enhorabuena por esa hiperactividad y a pesar de ello, por el estupendo nivel de calidad!.

    ResponderEliminar
  12. Espectacular serie Antonio (y la de la entrada anterior también). Una delicia de luz suave y colores que me parecen muy naturales (aunque yo últimamente estoy "enfermo" con la saturación y cada vez le doy más caña al color). Desde luego, las aguas de tus fotos son mucho más calmadas que las mías ;-)

    ResponderEliminar
  13. Preciosas, buen trabajo. Este fin de semana ire por alli a ver como se da el tema.

    Saludos

    ResponderEliminar